Mostrando entradas con la etiqueta moniciones. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta moniciones. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de noviembre de 2017

¿Qué es una monición?

La palabra monición viene del latín “monitio”, que significa “aviso o advertencia”. Podríamos decir entonces que la monición son avisos o advertencias que se realizan en las celebraciones litúrgicas (misa, bautizos, ordenaciones, instituciones de ministerios, eucaristías por una intención particular o muy concurrida) y la finalidad de la misma es Llamar la atención, explicar y preparar lo que acontecerá enseguida.

martes, 21 de noviembre de 2017

Monición domingo XXXIV Ciclo a Domingo de Cristo Rey




Monición de entrada


Bienvenidos, hermanos y amigos. Reciban todos ustedes gracia, paz y alegría de parte del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Celebramos hoy la solemnidad de Jesucristo, Rey del Universo. Las lecturas de hoy nos presentan a nuestro Rey en toda su humildad e inmensa misericordia. Nuestro Rey es modelo de amor: es el Buen Pastor que conoce muy bien su oficio; es el Juez que discierne y separa el amor del egoísmo. Nuestra tarea es tomar en serio su mandamiento del amor: no se trata de hacer actos heroicos sino de brindar ayuda sencilla y humana a la gente con quien nos encontramos todos los días. Y a cambio de tan pequeños sacrificios nos ofrece participar en el banquete celestial.
 Seguros de la presencia de nuestro Rey y Pastor - aquí y ahora en medio de nosotros - pongámonos de pie para celebrar la acción de gracias.


Lecturas del día: AQUí  

MONICIÓN PRIMERA LECTURA (Ezequiel 34,11-17)

 El Profeta Ezequiel nos anuncia la decisión de Dios de ocuparse personalmente de cada una de sus ovejas y de defender a las más débiles, en especial a las que se dispersaron. Escuchemos con atención...  

MONICIÓN SEGUNDA LECTURA (1 Corintios 15,20-28)

 Hoy Pablo nos recuerda que Jesucristo muerto y resucitado es El Señor, y devuelve al Padre su Reino, el Reino de la Vida, un mundo en que Dios será todo en todos. Escuchemos...  

MONICIÓN EVANGELIO (Mateo 25,31-46)

 Hoy Jesús nos trae como Buena Noticia una lista de obras de caridad sencillas y fáciles de hacer, que servirán para conseguir un puesto a la derecha del Rey el día del Juicio. Abramos el oído, la mente y el corazón, y pongámonos de pie para acoger su Palabra. 

miércoles, 8 de julio de 2015

Y envió a los doce de dos en dos.

Moniciones del Domingo 12 de Julio de 2015

XV Domingo del tiempo Ordinario



Monición de Entrada 

(Preferiblemente leer antes de que inicie la procesión de entrada)

Bendito sea Dios Padre de nuestro Señor Jesucristo que nos ha querido reunir este domingo para escuchar la palabra de la verdad que nos salva y nos ha congregado en torno al altar para comer su pan y luego enviarnos como discípulos suyos. Nos ponemos de pie para recibir al celebrante cantando.


miércoles, 11 de marzo de 2015

IV DOMINGO CUARESMA - B

MONICIÓN DE ENTRADA


Sean bienvenidos todos ustedes, hermanos y amigos. Que el Señor nos conceda la gracia de nunca olvidarnos de su gran amor por nosotros. En este Cuarto Domingo de Cuaresma la Liturgia de la Palabra nos muestra la expresión definitiva del amor misericordioso de Dios que envía a su Hijo para salvarnos. Este Hijo, levantado en cruz, es la luz salvadora que revela lo bueno y lo malo de cada quien, no para condenarnos, sino para que - conociendo lo que está malo - podamos cambiar.
Seguros de la presencia del Resucitado aquí y ahora en medio de nosotros, pongámonos de pie para darle gracias a Dios Padre.

martes, 25 de noviembre de 2014

III DOMINGO ADVIENTO - B 14 Diciembre


 MONICIÓN ENTRADA


Bienvenidos, hermanos y amigos. Reciban todos gracia y paz de parte del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


En este Tercer Domingo de Adviento todas las Lecturas nos invitan a la alegría, nos exhortan diciendo: “¡Vivan siempre alegres!” Y el motivo más profundo de nuestra alegría es la cercanía del Señor. Nuestro Salvador ya viene. O mejor, ya está aquí, en medio de nosotros. Pero nosotros no lo conocemos. Hoy las voces de Isaías, de Pablo y de Juan el Bautista se levantan para despertarnos de nuestro letargo, de nuestras tristezas, y nos invitan a abrir los ojos y descubrir que Cristo ya está en nuestras vidas.

Pongámonos de pie y celebremos la inmensa alegría de la cercanía de Dios.



MONICIÓN PRIMERA LECTURA (Isaías 61,1-2.10-11)

El Profeta Isaías experimenta en su vida una consagración muy especial, que lo hace mensajero de una buena noticia, de un mensaje alentador. Escuchemos.



MONICIÓN SEGUNDA LECTURA (1Tesalonicenses 5,16-24)

Pablo nos exhorta a vivir siempre alegres. Si nuestra meta final es encontrar a Cristo, hemos de estar muy alegres en el pleno sentido de la palabra. Escuchemos...



MONICIÓN EVANGELIO (Juan 1,6-8.19-28)

Hoy Juan el Bautista nos trae esta Buena Noticia: “en medio de ustedes hay uno a quien no conocen. Descúbranlo y serán felices.” Abramos el oído, la mente y el corazón y pongámonos de pie para la proclamación del Santo Evangelio.

INMACULADA CONCEPCION 08 DICIEMBRE



MONICIÓN ENTRADA


Buenos días, hermanos y amigos. Reciban todos gracia y paz de parte del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

En este camino de Adviento la Iglesia celebra hoy, alegre y agradecida, la fiesta de la Inmaculada Concepción. Cuando Dios quiso ser uno de nosotros quiso tener una Madre y por eso preservó a la Virgen María del pecado original desde el primer momento de su Concepción. La santísima Virgen, por su fidelidad a Dios, venció al maligno. En ella comenzó a realizarse “el cielo nuevo y la tierra nueva”. Ella es el orgullo de nuestra tierra. Y cada uno de nosotros – como hijos de María – estamos llamados a seguir su mismo camino de santificación, diciendo “sí” al plan de Dios sobre nosotros.

Seguros de la Presencia del Resucitado aquí y ahora entre nosotros, pongámonos de pie y celebremos la inmensa alegría de sabernos salvados.


MONICIÓN PRIMERA LECTURA (Génesis 3,9-15.20)

Hoy el Libro del Génesis nos trae una promesa de salvación: anuncia que una mujer será la antagonista de la serpiente, que una mujer será la primera aliada de Dios. Escuchemos.

MONICIÓN SEGUNDA LECTURA (Efesios 1,3-6.11-12)

María es la mujer profética, enriquecida por Dios con toda clase de bienes espirituales y celestiales. Ella siempre fue alabanza de la gloria de Dios. Escuchemos.

MONICIÓN EVANGELIO (Lucas 1,26-38)

El Génesis anunciaba a una mujer como la primera aliada de Dios. En efecto, la “llena de gracia” – en la cual comenzará la salvación – se llamará a sí misma, en el Evangelio, “la esclava del Señor”. Abramos el oído, la mente y el corazón, y pongámonos de pie para la proclamación del Santo Evangelio.

Monición entrada Primer Domingo de Adviento 30 de Noviembre

I DOMINGO ADVIENTO - B  

 


MONICIÓN ENTRADA


Bienvenidos, hermanos y amigos. Que el Señor brille su Rostro sobre nosotros y nos salve.

Comenzamos hoy un nuevo Año Litúrgico, celebrando el Primer Domingo de Adviento, la venida de Jesús, Enmanuel, Dios-com-nosotros.  La Liturgia de la Palabra de hoy nos habla de esperanza y vigilancia. Como cristianos debemos estar alertas, vigilantes, esperando ansiosamente y preparándonos ára un acontecimiento único e inevitable, que puede ocurrir a cualquier instante: la llegada del Señor.

Llenos de alegría por la Presencia del Resucitado, aquí y ahora en medio de nosotros, pongámonos de pie y demos gracias a Dios por su visita.


MONICION A LA PRIMERA LECTURA  (Isaías 63,16b-17; 64,1.3b-8)

En la Primera Lectura Isaías nos presenta este precioso clamor de un pueblo desesperado: “Señor, rasga los cielos y ven, derrite nuestro duro corazón y sálvanos”. Escuchemos.

MONICION A LA SEGUNA  LECTURA (1 Corintios 1,3-9)

Con especial cariño Pablo nos recuerda hoy que la gracia divina ya nos fue dada en Jesús, y que Él nos mantendrá firmes hasta el final. Escuchemos

MONICION Al EVANGELIO (  Marcos 13,33-37)

Y Jesús nos trae esta Buena Noticia: Dios está por llegar. Y nos da este buen consejo: “¡Estén vigilantes!”. Abramos el oído, la mente y el corazón y pongámonos de pie para acoger la Palabra.


viernes, 14 de noviembre de 2014

Guión de Navidad

Puedes acceder al Guión Litúrgico para las Misas de Aguinaldo y la Navidad Prepararó por el Seminario de Mérida que contiene:
Moniciones a las Misas de Aguinaldo
Cantos de Navidad
Comentarios a las lecturas del Día
Bendición del Pesebre
Paradura del Niño
Novena de aguinaldos




Puedes Acceder al Guión lituegico haciendo click  AQUI

sábado, 19 de julio de 2014

Moniciones Misa del Domingo 20 de Julio

Monición de entrada

Cristo, en esta eucaristía, nos invita a tener plena confianza en que la Obra de Dios se realiza a pesar de la maldad presente en el mundo. La lectura del Evangelio relatará la parábola de la cizaña, donde la cizaña crece con la planta buena. El sembrador, el evangelizador, siembra la palabra de Dios que dará su fruto en medio de la cotidianidad, a pesar de lo malo que pueda rodea la vida del hombre. Dispongamos nuestro corazón para participar en ésta eucaristía. 

viernes, 18 de julio de 2014

¿Cómo se hace un Guión Liturgico?

Un católico debe participar asiduamente en la eucaristía. Es hermoso escuchar la palabra de Dios y participar de una misa bien preparada, en donde el fiel participe activamente. Pero cuando es a ti a quien le corresponde organizar una Santa Misa, ya sea para la primera Comunión, para un matrimonio, una misa de Grado, u otra, la hermosura se torna un "Valle de Lagrimas" porque muy pocas personas dominan el arte de preparar adecuadamente una eucaristía.


miércoles, 2 de julio de 2014

Comentarios a las lecturas del próximo Domingo

 

      “Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra” (Mt. 11, 25-30).

Estas palabras son un canto espontáneo de gozo, admiración y agradecimiento que brotan de los labios de Jesús…
En la vida de Jesús la acción de gracias y la alabanza ocupan un lugar central. El de hoy es significativo: el amor de Dios está en el origen de todo y en la raíz de todo. La acción de gracias nos ayuda a reconocer nuestros dones, a reconocer el gran don de la vida. Nadie se da la vida a sí mismo: la vida es el gran regalo de Dios, nunca suficientemente valorado... No la hemos decidido nosotros. Aunque nos parece muy normal existir, nuestra vida es un acontecimiento que podía no haber sucedido. Es Dios mismo el que nos ha llamado a vivir. La acción de gracias es muy importante porque nos sitúa en la realidad: todo lo recibimos.

“Porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y las has revelado a la gente sencilla.” No podemos pensar que Jesús bendice a Dios porque los entendidos no entiendan. Sería mezquino pensar que Jesús se alegra porque Dios no se revela a alguien. Dios no puede tener privilegios con nadie. Lo que quiere decir es que el Dios de Jesús no puede ser aceptado más que por la gente sencilla y sin prejuicios. Los engreídos, los autosuficientes, los “sabios” tienen capacidad para crearse su propio Dios, que siempre se parecerá a ellos mismos.

 Jesús dice: “Todo me lo ha entregado mi Padre.” Jesús tiene conciencia de que todo lo recibe del Padre. Él, como Hijo, se recibe del Padre... Nosotros podemos decir lo mismo, podemos reconocer que todo nos ha sido dado..., es su Amor el que nos lo está dando todo en cada momento. El H. Roger dice: “si existes es por Amor”. El fondo de la realidad última no es la nada sino el Amor.  Hoy es un día para dar gracias por el don de la vida. Necesitamos recuperar la actitud de la alabanza y de acción de gracias que hemos perdido. Siempre podemos dar gracias.

    Nadie conoce al Hijo sino el Padre”. (Mt. 11,27), el Padre conoce al Hijo en profundidad, el verbo conocer significa amar, es decir, el Padre ama al Hijo, Jesús se siente amado por el Padre; esta es la experiencia nuclear de la vivencia de Jesús y también la experiencia humana más profunda que podemos hacer: la de sentirnos amados. Podemos decir: te salva quien te ama, quien te ama tanto que es capaz de dar su vida por ti. Este es el Amor que libera profundamente nuestra vida.

Jesús añade:  “Nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquél a quien el Hijo se lo quiere revelar” y el único que puede revelarlo a través de sus gestos y palabras. Esta revelación que el Hijo hace del Padre es a “los pequeños”. Dios ha decidido “gratuitamente” revelarles “estas cosas”. Es fácil comprender que bajo la expresión “estas cosas” hay una clara alusión al Evangelio en su totalidad,  es decir, a la nueva comprensión de Dios y de su designio que se contiene en las palabras y en los hechos de Jesús. “Estas cosas” se refieren  al camino de liberación y de vida que Jesús nos abre a todos.





Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados que yo os aliviaré.”...

Que bien poder escuchar hoy estas palabras de Jesús… Son tres invitaciones: “venid a mí”, “cargad con mi yugo” y “aprended de mí”.

Jesús se dirige a todos los cansados, a los que andan sin sentido, a aquellos que no pueden más, a los que dejamos al margen, a los abatidos por los sufrimientos de la vida.... Ahí, entre esos “cansados y agobiados” podemos estar también nosotros...
 A veces, nos entra el miedo porque nos sentimos incapaces de llevar “nuestras cargas”, pero Él nos dice que podemos aprender de Él: “Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón”.
 Sí, hay situaciones en las que los cansancios y agobios pueden con nosotros. Por distintos motivos y circunstancias, a veces, nos podemos sentir cansados y la vida nos pesa. Las limitaciones personales, la enfermedad, nuestras frustraciones, los desencantos vividos, la situación de injusticia en el mundo y las dificultades de la misma Iglesia… Todas estas cosas pueden herirnos y dejarnos una sensación de pesimismo, de cansancio y de desesperanza pero Jesús nos dice: “Venid a mí todos”... “todos”, nadie está excluido de su Amor. Sí, este amor no excluye a nadie y libera a todos, este amor ilumina la oscuridad de nuestra vida y llena los vacíos de nuestro corazón. Él, Jesús, es el verdadero consuelo más allá de toda palabrería.

     ¿Dónde encontrar descanso y sosiego en una sociedad marcada por las prisas, la competencia y la ansiedad?  Jesús nos dice: “Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados y yo os aliviaré. Cargad con mi yugo”... que es “suave y mi carga ligera y encontrareis descanso”. Jesús hace referencia a que el encuentro con Él es un verdadero descanso. Entre los fariseos del tiempo de Jesús se hablaba de “tomar el yugo” de la ley, por eso Jesús invita a cambiar ese “yugo” de la ley por el yugo suave y ligero de la Buena Noticia. Ciertamente, en el encuentro con Jesús encontramos un verdadero descanso. Pero no es fácil descansar cuando la insatisfacción, la tristeza, el miedo o el agobio nos inundan.

     Podemos vivir agitados, dispersos en las mil cosas y problemas que la vida conlleva y que nosotros nos creamos pero necesitamos volver a ese lugar de descanso y sosiego que es su Presencia en lo más profundo de nosotros mismos y vivir en la confianza y en el abandono a Él.

En el encuentro con el Señor, encontramos un lugar de descanso, un lugar para dejar reposar nuestro corazón inquieto: “Nos has hecho, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descansa en Ti” (San Agustín).

     Hoy  podemos decirle: Señor, gracias por el gran regalo de la vida. Gracias por tu Presencia en nuestra vida. Tú, Jesús, eres nuestro descanso. Sólo en Ti puede descansar nuestro corazón inquieto. Tú vienes a llenar de alegría nuestra vida. No hay mayor gozo que encontrarte a Ti, Señor de la Vida.


Benjamín García Soriano

6 de julio de 2014



sábado, 31 de mayo de 2014

Orar en la Ascención

Marcados con el Fuego de la Misión
de Iluminar, Bendecir, Vivificar, Levantar, Sanar y Liberar

 [ Del Domingo 1 al Sábado 7 de Junio ]

Esta semana celebramos la Ascensión del Señor y la Liturgia nos invita en esta festividad a descubrir nuestra disposición a convertirnos en comunicadores de la fe, la alegría y la esperanza que nos ha transmitido Jesús resucitado.

viernes, 17 de enero de 2014

Moniciones del II Domingo del Tiempo Ordinario



Monición de entrada:


Sean todos bienvenidos a esta celebración de la eucaristía. El domingo es día del Señor, un día de encuentro en familia y también para la interioridad. En este día, y a partir del 18 de enero, estamos celebrando en la Iglesia la “Jornada de Oración por la unidad de los Cristianos”, que sirva nuestra oración por nuestros hermanos separados con la esperanza de ver cumplido el anhelo de encontrarnos algún día en una misma casa. Preparemos nuestro corazón para participar activamente en esta eucaristía. 

Monición de Primera Lectura (Is. 49, 3.5-6)

El Profeta Isaías recibe una palabra especial del Señor, en donde se anuncia que Israel será convertida en luz para todas las naciones, una esperanza para el pueblo de que Yahvé. Escuchemos. 

Monición de Segunda lectura (1 Cor. 1, 1-3)

Pablo escribe a la comunidad de Corinto y les recuerda, luego de saludarlos, que son nación santa, un pueblo elegido para Dios en el nombre de Jesús. Escuchemos. 

Monición de Evangelio

San Juan Bautista da testimonio de lo que han visto sus ojos, "que ha visto al Espíritu de Dios en forma de paloma y posarse sobre Jesús"  y con ello la seguridad de la potencia de su mensaje. Escuchemos Atentamente. 

martes, 7 de enero de 2014

Moniciones del Bautismo de Jesús

Monición de Entrada 

Con la celebración de este domingo se cierra el ciclo navideño, es el Bautismo de Jesús en el río Jordán la culminación de una etapa en la vida de Jesús  y el inicio de su ministerio evangelizador. Así como para Jesús hubo un cambio, para nosotros también han culminado las fiestas navideñas y el compartir familiar y comienza la vivencia de fe en la experiencia de nuestras labores diarias, esta celebración, del bautismo de Jesús nos recuerda la posibilidad de la acción del Espíritu en nuestra cotidianidad. 

Monición Primera Lectura ( Is. 42, 1-4.6-7)

La primera lectura de hoy va en consonancia con el Evangelio de Mateo que se proclamará luego. El profeta anuncia al siervo de Yahvé quien vendrá con toda la fuerza del Espíritu de Dios para "dar abrir los ojos de los ciegos, liberte a los cautivos, y ilumine a los que habitan en tinieblas. Escuchemos con Atención. 

Monición Segunda Lectura (Hech 10, 34-38)

El Libro de los Hechos de los Apóstoles narra un testimonio dado por Pedro, cómo Dios ungió a Cristo con su Santo Espíritu y con toda la fuerza de lo alto pasa haciendo el bien por Galilea. Escuchemos Atentamente. 


Monición de Evangelio 

 En el Evangelio de hoy se observa una manifestación trinitaria, es decir, se observa la presencia del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. "Decir que Jesús es el ungido manifiesta su misión divina", en esta oportunidad el protagonista es el Espíritu que es simbolizado con la Paloma que desciende de lo alto. Escuchemos Atentamente. 

viernes, 29 de noviembre de 2013

Misa Primer Domingo de Adviento Ciclo a


Monición de Entrada
A partir de hoy comienza un nuevo año litúrgico, la Iglesia se viste de Morado como señal de preparación para la venida del niño Dios. Éste tiempo representa el Antiguo Testamento, es decir, el tiempo en que Dios preparó a su pueblo, Israel, para la venida de su Hijo por medio de sus Profetas. En esta eucaristía preparemos nuestro corazón para la venida de Nuestro Señor.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Celebración para el Adviento

A continuación les presento una celebración para el adviento realizada por Fray Publio Díaz Ocd  de la Orden Carmelita, Espero que les guste. 

viernes, 15 de noviembre de 2013

Moniciones de Lecturas Domingo XXXIII del Tiempo Ordinario (17 de Noviembre)

 

 Lee las lecturas de éste domingo aquí

Entrada: 

Bienvenidos todos a éste templo, donde celebraremos la resurrección de Cristo, él como maestro nos comunica su mensaje en la eucaristía. Ya en pocos domingos terminará el año litúrgico, y entratemos en el tiempo de espera, que hoy sea un momento de preparación para esa espera. 

jueves, 4 de julio de 2013

Misa de confirmación


¿Qué es la confirmación?
No dejes de ver este video


MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos: Hoy nos hemos reunido para celebrar la Confirmación de algunos los jóvenes de nuestra comunidad parroquial.
La Confirmación es uno de los tres sacramentos de la iniciación cristiana. El Representante del Obispo de nuestra Arquidiócesis, preside esta asamblea, en la cual el Espíritu Santo, que ya habita en el corazón de estos jóvenes bautizados, por medio de la imposición de manos les infundirá con mayor plenitud, a fin de hacerles madurar y crecer como cristianos.
Los invitamos a escuchar y vivir con atención.