miércoles, 29 de noviembre de 2017

¿Qué es una monición?

Monicion altar




¿Qué es una monición?, es la pregunta que se hacen muchas personas cuando quieren comenzar un servicio litúrgico en la Iglesia y escuchan esta palabra por primera vez, es por esta razón que he decidido escribir este artículo donde encontarás todo  lo que necesitas saber sobre las moniciones.



¿Qué es una monición?


La palabra monición viene del latín “monitio”, que significa “aviso o advertencia”. 

La moniciones son avisos o advertencias que se realizan en las celebraciones litúrgicas (misa, bautizos, ordenaciones, instituciones de ministerios, eucaristías por una intención particular o muy concurrida)

Monición para explicar



La monición explicativa, como su nombre lo indica, tiene como finalidad explicar un gesto o una acción litúrgica que se va a realizar, sobre todo se utiliza para aquellos gestos poco comunes.


La Monición para llamar la atención


¿No les ha pasado que en plena celebración litúrgica algo los entretiene y pierden el hilo de lo que está sucediendo?, bueno a mí muchas veces me ha pasado y eso que soy sacerdote (¡Sí a los curas también nos pasa!).


La monición busca también llamar la atención de los feligreses, sobre todo en momentos cruciales que están a punto de ocurrir como por ejemplo la lectura de la palabra de Dios. 

Monición como preparación


La monición también anticipa o prepara, dispone el corazón y la mente de los asistentes. Así como el grito de guerra levanta el ánimo antes de la batalla y prepara el ánimo de los soldados, la monición hace lo mismo en la celebración litúrgica. 

La monición como instrumento pastoral


La Iglesia utiliza las moniciones con fines pastorales, es decir, para hacer las celebraciones más amenas para los fieles.

Especialmente  en aquellas en las cuales se realizan gestos poco usuales (dícese de ordenaciones de obispos, sacerdotes o la liturgia de semana santa o “triduo pascual”) de manera que las personas puedan comprender mejor lo que se realiza (por ejemplo la explicación de la postración o de la bendición de los óleos en la liturgia de la Misa Crismal).

¿Cómo debe ser una Monición?


A continuación te presento algunas características de una monición que te ayudarán a hacerlas de una menor manera para tu parroquia: 

1)    Breve:

Una monición debe ser breve, lo más corta posible. Usando el principio de la economía de las palabras, y también no decir nada que se dé por supuesto.


2)    No moralizante:

Una monición no debe ser utilizada para regañar, ni para criticar.


3)    Explicativas:

Se pueden realizar moniciones explicativas del texto bíblico, con el fin de mantener a las personas atentas en lo que se proclamará.


4)    No es una homilía:

De allí su brevedad. Procura que la monición sea lo más breve posible, clara, precisa y concisa. 


5)    Debe ser bien leída:

Si la persona no está habituada a la lectura en público haciendo adecuadamente la entonación y respetando los signos de puntuación es mejor no hacer moniciones.


6)    Claridad:

No usar palabras oscuras o frases difíciles de entender.

Todo esto se debe a que una monición debe disponerte y despertar tu apetito y tu interés en lo que escucharás en breve.
Hay que tomar en cuenta que las moniciones no son obligatorias, es decir, si no se leen no pasan nada, y deben ser usadas sólo en el caso de que aporten un plus a la celebración eucarística.



¿Cuáles son las moniciones que pueden ser usadas en la misa?


                               Monición de Entrada:

Busca introducir y preparar a los fieles a lo propio de esa celebración en particular. En ordenaciones (Diaconales, presbiterales o episcopales) suele leerse una pequeña reseña biográfica del ordenando, también puede explicarse brevemente la particularidad del rito del día: (En el caso de ser una Liturgia de la Palabra, Confirmación, Matrimonio, Misa Crismal, entre otras.


Monición de Lecturas:

Ya hemos explicado un poco previamente este tipo de moniciones.

   

Moniciones a un gesto o rito dentro de la celebración eucarística:


Por ejemplo si el sacerdote va a asperjar con agua bendita a los presentes se puede usar una monición para este fin.


Cinco caracteristicas de la monición
Características de la Monición







No hay comentarios:

Publicar un comentario