lunes, 3 de octubre de 2016

Moniciones al Domingo XXVII del Tiempo Ordinario

Monición de entrada

Sean todos bienvenidos a esta celebración en la fe y en el amor, en donde Cristo nos invita a la fraternidad. Como todos los domingos nos reunimos como comunidad en torno al altar, Jesús se hará presente una vez más entre nosotros sacramentalmente, las lecturas del día giran en torno a la fa, al testimonio y a la esperanza. La invitación para este día es mantener la esperanza y la fe por medio de la caridad.


 Habacuc 1,2-3; 2, 2-4: El justo vivirá por su Fe

La lectura de Habacuc tiene dos partes, en la primera el profeta lanza una oración de protesta contra Dios ante las injusticias, la destrucción y la violencia. La segunda parte es la respuesta de Dios recordándole que “el justo, por su fidelidad, vivirá”. Escuchemos.

2 Tim 1, 6-8.13-14: No te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor.

Pablo se encuentra en prisión, y desde ella le escribe a Timoteo exhortándole a mantenerse firme en la enseñanza de Evangelio. Escuchemos.

Lc 17, 5-10: Si tuvieran fe como una semilla de mostaza.



La fe, la cualidad fundamental del cristiano, es un don de Dios, pero también una virtud. Jesús nos recuerda que si tuviéramos fe las cosas serían distintas. Escuchemos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario