martes, 9 de julio de 2013

¿Un Cristiano pasivo ante las injusticias?



Siempre he pensado que ser cristiano no es fácil, sobre todo ante los retos que plantea la realidad cambiante. Un cristiano debe tener como principal objetivo cumplir el programa de vida que nos indica Jesús en el evangelio, o lo que es lo mismo, tratar de ser otro Cristo. No como un ser elevado, como un ángel que camina por las nubes, sino como aquel que se encarga en la realidad del mundo de hoy, pero con una profunda experiencia de Dios, éso es lo fundamental, el encuentro personal con Jesús. 



Recuerdo el "Plan de Gobierno" de Jesús en el Discurso de las Bienaventuranzas, un plan de gobierno un poco extraño si lo vemos desde el punto de visto de los políticos actuales. Analicemos un poco el plan de gobierno de Jesús.

1)   Dichosos lo pobres porque de ello es el Reino de lo Cielos: Ésta frase va en contra de toda política populista tanto de derecha como de izquierda. Es un plan de gobierno anti-popular, imaginen a Obama en su campaña a la presidencia diciendo: "Pueblo Estadounidense, pónganse contentos porque son pobres, porque sólo siendo pobres podremos ser una nación más poderosa"... Creo que muy pocos votarían por él. 
En otros pasajes vemos cómo Jesús ve las cosas desde una perspectiva diferente: se pone de lado de los humildes, los huérfanos y las viudas. Sana en sábado. Se arriesga a ser apedreado, huye, se esconde, sigue denunciando, le ponen trampas, lo quieren convertir en un líder violento hasta el último momento, y en el monte de los Olivos, cuando ora y sus amigos se quedan dormidos, llegan los gendarmes de a apresarlo, y aún allí en una situación límite, Jesús opta por la paz y le impide a Pedro a comenzar una lucha armada porque: "quien a hierro mata a hierro muere". No hay mejor ejemplo de lucha pacifista que Jesús. 
Sin embargo, la lucha pacifista de Jesús no significó bajo ningún concepto, una lucha violenta, todo lo contrario, significó una lucha de reconocimiento del otro en paz. Pero ojo, una lucha, una buena nueva, una noticia gratificante que urge en el corazón ser proclamada a los cuatro vientos, una denuncia de injusticia, para un cristiano de verdad, nunca puede ser pasiva, pasivo y pacífico no son sinónimos. El cristiano debe ser astuto, inventar nuevas maneras de denuncia y de lucha, pero la violencia nunca puede ser la primera salida. 
Hoy vivimos situaciones a nivel mundial que amerita cristianos más comprometidos, unidos, y compactados. Tenemos posibilidades comunicacionales de unión y de aglutinación NUNCA ANTES VISTO, esto puede ser una oportunidad, y a la vez un desafío. 
Pudiéramos plantearnos la siguiente pregunta: ¿Cómo es mi lucha contra las injusticias como cristiano?


Autor: José Luis Toro

Twitter: @joseluistoro




2 comentarios:

  1. QUE ES EL CRISTIANO ACTIVO?? ES APLICAR LO QUE DICE LA BIBLIA. NO LIMITARSE A ESTAR ENTRE CUATRO PAREDES DE UNA IGLESIA O UN TEMPLO SINO APLICAR LA PALABRA EN TODA SU DIMENSION. YA BASTA DE IGLESIAS O TEMPLOS SUNTUOSOS. CUANDO HAY GENTE MURIENDO DE HAMBRE, FALTOS DE TRABAJO Y DE LUGAR DONDE VIVIR.

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo, estoy deacuerdo, ya decir cristiano es decir activo... pero activo-contemplativo. El verdadero cristiano no puede limitarse a estar entre cuatro paredes de un templo, sino vivir la experiencia de la misericordia como el Buen Samaritano.

    Dios Te Bendiga.

    Unidos en Oración.

    ResponderEliminar