jueves, 4 de julio de 2013

Misa de confirmación

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos: Hoy nos hemos reunido para celebrar la Confirmación de algunos los jóvenes de nuestra comunidad parroquial.
La Confirmación es uno de los tres sacramentos de la iniciación cristiana. El Representante del Obispo de nuestra Arquidiócesis, preside esta asamblea, en la cual el Espíritu Santo, que ya habita en el corazón de estos jóvenes bautizados, por medio de la imposición de manos les infundirá con mayor plenitud, a fin de hacerles madurar y crecer como cristianos.
Los invitamos a escuchar y vivir con atención.












ORACION COLECTA

ios nuestro, que por el misterio de Pentecostés santificas a tu Iglesia extendida por todas las naciones, concede al mundo entero los dones del Espíritu Santo y continúa realizando entre los fieles la unidad y el amor de la primitiva Iglesia.
Por nuestro Señor Jesucristo.

LITURGIA DE LA PALABRA
MONICION
Lo primero que destaca Lucas en la escena de Pentecostés es su fuerza dinamizadora, que impulsa a los discípulos a hablar a proclamar “las maravillas de Dios”. En los Hechos, Lucas destaca  la extraordinaria acción del Espíritu. Escuchemos

PRIMERA LECTURA

Lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles
(He. 2, 1-11)
             Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en el mismo lugar. De repente, un ruido del cielo, como de un viento recio, resonó en toda la casa donde se encontraban. Vieron aparecer unas lenguas, como llamaradas, que se repartían, posándose encima de cada uno. Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, cada uno en la lengua que el Espíritu le sugería.
Se encontraban entonces en Jerusalén judíos devotos de todas las naciones de la tierra. Al oír el ruido, acudieron en masa y quedaron desconcertados, porque cada uno los oía hablar en su propio idioma. Enormemente sorprendidos, preguntaban:
- « ¿No son galileos todos esos que están hablando? Entonces, ¿Cómo es que a cada uno los oímos hablar en nuestra lengua nativa?
Entre nosotros hay pardos, medos y elamitas, otros vivimos en Mesopotamia, Judea, Capadocia, en el Ponto y en Asia, en Frigia o en Panfilia, en Egipto o en la zona de Libia que limita con Cirene; algunos somos forasteros de Roma, otros judíos o prosélitos; también hay cretenses y árabes; y cada uno los oímos hablar de las maravillas de Dios en nuestra propia lengua
Palabra de Dios.



SALMO RESPONSORIAL

R/: Envía, señor, tu Espíritu a renovar  la faz de la tierra.

Bendice, alma mía, al Señor:
¡Dios mío, qué grande eres!
Cuántas son tus obras, Señor;
 la tierra está llena de tus criaturas.

R/: Envía, Señor, tu Espíritu a renovar  la faz de la tierra.

Les retiras el aliento, expiran y vuelven a ser polvo;
envías tu aliento, y las creas, y repueblas la faz de la tierra.

R/: Envía, Señor, tu Espíritu a renovar  la faz de la tierra.

Gloria a Dios para siempre,
 Goce el señor con sus obras.
Que le sea agradable mi poema,
y yo me alegraré con el Señor.

R/: Envía, señor, tu Espíritu a renovar  la faz de la tierra. Aleluya

(Sal. 103)

MONICION
Pablo escribe a la comunidad de Corinto: “a cada uno se le da la comunicación del Espíritu para el bien de la comunidad”. Del Espíritu proviene lo que es fundamental para ser discípulos. “Todos hemos sido bautizados para ser discípulos”. Obedezcamos al Espíritu, y pongamos nuestros dones al servicio de la comunidad, participando activamente en las diversas actividades que existen en ella. 

SEGUNDA LECTURA

Primera Carta del Apóstol San Pablo a los Corintios (I Cor.12, 3-7. 12-13)
Hermanos:
Nadie puede decir: «Jesús es Señor», si no es bajo la acción del Espíritu Santo.
Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos. En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común.
Porque, lo mismo que el cuerpo es uno y tiene muchos miembros, y todos los miembros del cuerpo, a pesar de ser muchos, son un solo cuerpo, así es también Cristo.
Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu, para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un solo Espíritu.
Palabra de Dios.
MONICIÓN
Jesús había dicho a los discípulos: “yo pediré al Padre que les envíe otro defensor: el Espíritu de la verdad”. Juan sitúa este acontecimiento como el día de Pentecostés. En ese día los judíos concluían las siete semanas de celebración después de la Pascua; el viento y el fuego se encuentran como los dos signos que representan al Espíritu Santo. Escuchemos con atención.








EVANGELIO

 Lectura del santo Evangelio según San Juan    (Jn. 20, 19-23)

A. Gloria a ti, Señor.
Al anochecer del día de la resurrección, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos, se presentó Jesús, en medio de ellos y les dijo:"La paz este con ustedes". Y diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Cuando los discípulos vieron al señor se llenaron de alegría. De nuevo les dijo Jesús: "La paz este con ustedes. Como el Padre me ha enviado, así también los envío yo."
Después de decir esto, sopló sobre ellos y les dijo:
- "Reciban el Espíritu Santo; a quienes les perdonen los pecados, les quedan perdonados; y a los que no se los perdonen, les quedan sin perdonar".

Palabra del Señor.                                                                                                                 A. Gloria a ti, Señor Jesús.
                          





PRESENTACION DE LOS CONFIRMANDOS

MONITOR: De pie los que van hacer confirmados
Diác. José Luis Toro: Mons. Alfredo Torres, estos jóvenes fueron bautizados de pequeños con la promesa de que serían "educados en la fe" y de que "un día recibirían por la Confirmación la plenitud del Espíritu Santo". Ese fue el compromiso de sus padres y padrinos en el Bautismo. Coordinador de la catequesis, tengo la satisfacción de decir a la comunidad reunida y al Vicario del Obispo, que estos jóvenes han recibido la catequesis adecuada a su edad y solicitan por medio mío, se les confiera el sacramento de la Confirmación.
Monseñor: ¿Sabes si todos han sido preparados convenientemente para recibir con fe y decisión este sacramento?
Diác. José Luis Toro: Me consta que todos han recibido una catequesis adecuada y se han preparado con la oración la caridad y están decididos a renovar sus promesas bautismales para ser fieles testigos de Cristo, en medio de nuestra comunidad cristiana de San Juan Bautista.
Monseñor: En el nombre del Señor los acepto para la recepción de este sacramento admirable, que los confirma en la vida del Espíritu Santo, que recibieron en su Bautismo.

Homilía

RENOVACION DE LAS PROMESAS DEL BAUTISMO

Monitor: Ahora los que van hacer confirmados hacen renovación de su bautismo, todos con la mano derecha levantada. Nosotros nos disponemos a acompañarlos haciendo también la renovación de las promesas bautismales.
Monseñor: Queridos hijos, antes de recibir el sacramento de la confirmación deben expresar su deseo de renunciar a todo aquello que impida el camino a la santidad, por tanto:

¿Renuncian a Satanás y a todas sus obras y seducciones, en concreto: a la presunción de orientar la vida al margen de Dios, creyéndose los mejores y despreciando a los demás, pensando que no necesitan de nada ni de nadie, suponiéndose que ya lo saben todo?
Confirmandos: Sí, renuncio.
Monseñor: ¿Renuncian a usar el engaño, la mentira, la adulación, la hipocresía, el egoísmo, la venganza y la mentira?
Confirmandos: Sí, renuncio.
Monseñor: ¿Renuncian a la superficialidad, a la comodidad, a la mediocridad, al poder y al facilismo; como anti valores que impiden el camino de la felicidad?
Confirmandos: Sí, renuncio.


PROFESIÓN DE FE

Monseñor: ¿Creen en Dios Padre todopoderoso creador del cielo y de la tierra?

Confirmandos: Sí, renuncio. 

 Monseñor: ¿Creen en Jesucristo, su único Hijo, Nuestro Señor que nació de María la Virgen, murió, fue sepultado, resucitó de entre los muertos, y está sentado a la derecha del Padre?
Confirmandos: Sí, creo.
Monseñor: ¿Creen en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que hoy por el sacramento de la Confirmación se les da de manera especial, como a los Apóstoles en el día de Pentecostés?
Confirmandos: Sí, creo.
Monseñor: ¿Creen en la santa Iglesia Católica, la comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna?
Confirmandos: Sí, creo.
Monseñor: Esta es nuestra fe. Esta es la fe de la Iglesia que nos gloriamos en profesar en Cristo Jesús Señor nuestro.
Todos: Amén.
Monseñor: La fe que se les dio en el bautismo, y que ahora actualizan, exige un compromiso.
¿Se comprometen a tomar el Evangelio, como norma de vida, hacer de la bienaventuranzas pautas de comportamiento, orar en el nombre del Señor y en unión de los hermanos, celebrando el día del Señor y la Eucaristía, ser apóstoles dar testimonio y así extender el “Reino de Dios” trabajar por la promoción del hombre?
Confirmandos: Sí, me comprometo.   
Monseñor: Oremos hermanos, a Dios padre todo poderoso para que derrame generosamente tus dones sobre estos adolescentes y jóvenes a quienes les será  conferido el sacramento de la Confirmación.

IMPOSICIÓN DE LAS MANOS

Monitor: Hermanos ha llegado el momento decisivo para estos jóvenes. Todos nos ponemos en oración y pedimos a Dios que envié su Espíritu Santo.
Monseñor:

O
remos hermanos a Dios Padre todopoderoso y pidamos que derrame su Espíritu sobre estos hijos de adopción que renacieron ya a la vida eterna por el bautismo, para que los fortalezca con la abundancia de sus dones, los consagre con esta unción y haga de ellos imagen perfecta de Jesucristo.

Monseñor Impone Las Manos Sobre Los Confirmandos
D
ios todopoderoso Padre de nuestro Señor Jesucristo que por el agua y Espíritu Santo has librado del pecado a estos hijos tuyos, y les has dado nueva vida, envía ahora sobre ellos el Espíritu Santo Paráclito; concédeles Espíritu de sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza,  ciencia,  piedad y cólmanos del Espíritu  de tu temor de Dios. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.

CRISMACIÓN

MONICIÓN
La efusión del Espíritu santo se haga presente como en pentecostés y cada joven sea ungido, para que infunda en ellos un espíritu nuevo y sean todos llenos del Espíritu Santo, y puedan gozar de la gracia de los dones y frutos ofrecidos por el Espíritu.
(N) recibe por esta señal el don del ESPIRITU SANTO

ORACION DE LOS FIELES
S/: La venida del Espíritu Santo en Pentecostés impulsó a los discípulos a proclamar la Buena Noticia de Jesús. Oremos para que Dios siga enviando su Espíritu sobre la Iglesia y sobre el mundo.
·       El Espíritu  impulso a los discípulos a proclamar la Buena Noticia. Para que este mismo espíritu nos impulse a los discípulos de hoy a proclamar el Evangelio en todo lugar y a toda persona. Oremos al señor
·       Por la Iglesia universal y por nuestra Arquidiócesis, para que haya abundantes ministros de Cristo y dispensadores de los misterios de Dios. Roguemos al Señor. 
·       Por Monseñor Alfredo quien preside en nombre del Arzobispo, para que siga proclamando con firmeza la palabra de Dios. Roguemos al Señor.
·       Por los confirmados para que hoy al recibir el don del Espíritu, al igual que los discípulos sean impulsados a vivir intensamente su fe en la esperanza, y sean testigos convincentes de Jesucristo con su modo de obrar. Roguemos al Señor.
·       Por todas las familias que viven en nuestra parroquia, para que Dios dé luz a los incrédulos, perdón a los pecadores y alegría a los que esperan en El. Roguemos al Señor.
·       Por los hermanos de nuestra parroquia que se ven sometidas a pruebas, para que encuentren fuerza en su fe y consuelo en nuestra caridad. Roguemos al Señor.
·       Por los enfermos de nuestra parroquia, para que Dios les dé salud, paciencia y alegría. Roguemos al Señor.
·       Por nuestra comunidad parroquial, para que cada uno, según su propia vocación, se consagre al servicio de Cristo y de sus hermanos. Roguemos al Señor.
S/: Fortalece, Señor, a tu pueblo con los dones de su Espíritu, para que se anuncie la Buena Noticia de la salvación a toda la creación, y los ciudadanos del mundo, unidos celebremos tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo Amén.

               

ORACION SOBRE LAS OFRENDAS

S
eñor, que el Espíritu Santo nos haga comprender mejor, según la promesa de tu hijo, el misterio de ese sacrificio  y toda la profundidad del Evangelio. Por Jesucristo, nuestro Señor.

MONICION DE OFRENDAS

Acepta, Señor, las ofrendas que te presentamos, y purifica nuestros corazones, para que podamos participar dignamente en este sacramento de tu amor  y generosidad.
1.  SACRAMENTOS DE INICIACIÓN CRISTIANA
El Bautismo: representado en el agua, ésta sacia la sed, limpia y purifica. Se ha convertido en el signo de la pureza interior del hombre.  El Bautismo es un regalo de Dios al hombre, pero también un compromiso para toda la vida. En el Bautismo Dios nos hace hijos suyos y nos exige que vivamos una vida digna de hijos de Dios.
La primera comunión: La hostia y el vino bajo la efusión del Espíritu Santo  son  comida y bebida auténtica. El que la coma y la beba eucarísticamente, permanece en Cristo y Cristo en él. Tomó el pan, y dando gracias lo partió y se lo dio, diciendo: “Este es mi cuerpo el que es entregado por ustedes. Hagan  esto en memoria mía
La Confirmación:




perfecciona la gracia bautismal, y nos da la fortaleza de Dios para ser  fuertes y confirmar nuestra   fe,  el amor a Dios y al prójimo. Representado por el Fuego: Simboliza la energía transformadora de los actos del Espíritu. Santo Crisma, es el sello indeleble distintivo del cristiano, que le recuerda que es testigo de Cristo, y que debe estar preparado para dar su vida por El, si es necesario. La paloma, es un símbolo de la inocencia, la dulzura y el afecto, también, en el arte y en las Escrituras, el símbolo típico del Espíritu Santo. God sent his spirit in the form of a dove to gather mankind into his church. Dios envió a su Espíritu en la forma de una paloma para reunir a la humanidad en su Iglesia. Recíbelos Señor.
 2. FLORES: simbolizan la paz, inocencia, el amor, alegría,  dolor;  en fin una  gran gama de significados y mezcla de sentimientos que se dejan ver en la hermosura de las flores; dejándonos claro que la majestuosidad de la creación es obra de nuestro padre Dios, y a través de cada una de ellas se hace presente y protagonista en cualquier lugar.

3. ALIMENTOS: La salud y buen funcionamiento de nuestro organismo depende de la nutrición y alimentación que tengamos durante la vida. Los alimentos nos permiten cubrir las necesidades fisiológicas como el hambre. Que tengamos sed y hambre también de la palabra,  de la oración y la Santa Eucaristía para alimentar también el alma y nuestra vida espiritual. Hoy los hacemos presente ante tu altar. Recíbelos Señor

4. LA FAMILIA PARROQUIAL: ante tu altar presentamos una  gran familia fuente fundadora de la educación, de los hijos e hijas que nos regala Dios. A lo largo de la formación catequética los catequistas también formaron parte de la de la educación de cada confirmando y con amor, abnegación, respeto y cumpliendo con la misión de evangelizadores,   formamos una gran familia a lo largo de estos años. Donde cada joven se convirtió en hijos de todos. con amor sembramos en ellos esas semillas, que rogamos a Dios se cosechen y den buenos frutos. Recíbelos Señor

Principio del formulario
Final del formulario


ORACIÓN DE GRACIAS


CONFIRMANDO
La vida es un camino que cada uno ha de recorrer y hacer suyo. En este camino hay paradas para revisar el trecho andado y buscar la ruta que se seguirá un día más. Pero a veces se pierde el camino, flaquean las fuerzas o viene la tentación, a veces incluso colectivamente, iniciamos un viaje hacia ninguna parte o nos refugiamos en paraísos artificiales.
Por eso nos reunimos hoy para que a la luz de la palabra de Dios, nos dejemos iluminar, pero sobre todo que reconozcamos que hay alguien que ve en nuestro mismo caminar, que nos acompaña respetuosamente y gratuitamente. Es el Espíritu de Jesús que nos ha dejado para guiarnos, iluminarnos y abrir nuevos horizontes. Hoy como joven, representando a  todos los confirmando, damos al Espíritu Santo, a la Iglesia y a nuestros catequistas un inmenso ¡Dios se los pague!, por orientarnos y pedimos a ese Espíritu que el don de Ciencia, Entendimiento y Sabiduría  nos guie para estudiar y comprender tu misterio en nuestra vida.  Consejo y Fortaleza para elegir siempre lo bueno y sobrellevar lo malo con fuerza. Piedad y Temor de Dios para ser buenos testigos de Cristo y llegar a estar junto a nuestro Señor Jesucristo. 
¡ Con tus Dones y tu Amor: Confirma mi Corazón!




ORACION DE LA COMUNIÓN


S
eñor, tú que nos concedes participar de la vida divina por medio de tus sacramentos. Conserva en nosotros el don de tu amor y la presencia viva del Espíritu Santo, para que esta comunión nos ayude a obtener nuestra salvación eterna. Por Jesucristo nuestro Señor





                                                











No hay comentarios:

Publicar un comentario