lunes, 24 de junio de 2013

La Misa de la Primera comunión.

Comunion
Primera Comunión

A continuación te presentaremos todo lo que necesitas saber para la misa de la primera comunión y de esta manera ayudarte en este momento importante para la vida de la Familia, aquí encontrarás definiciones, consejos, los materiales que se necesitan para la organización de la misma, así que si lo que buscas es que todo salga hermoso has llegado al lugar indicado. Si tienes algún comentario o pregunta no dudes en dejarlo al final de este post que con mucho cariño responderemos todas tus dudas y además nos dará ideas para alimentar el artículo. 
/

¿Qué es la Primera Comunión?


Para un no-creyente puede parecer un poco extraño este rito de la primera comunión, he escuchado que en algunos países como España se le llama "primera comunión" también a una celebración familiar que nada tiene que ver con el contenido de la fe. Nosotros nos referimos específicamente a la ceremonia de la Iglesia Católica en la que Niños, jóvenes y adultos reciben por primera vez el Cuerpo de Cristo en la hostia consagrada. La primera comunión es simplemente la primera vez que una persona comulga, pero tradicionalmente como la comunión para nosotros los católicos es algo importante se  convierte en un gran acontecimiento que es antecedido por un período de catequesis o enseñanza de la fe. 

¿Cuál es la edad más idónea para recibir la primera comunión?


La Iglesia establece dentro de sus normas una edad mínima para recibir la eucaristía, los ocho (08)  años, de manera que quien reciba a Jesús sacramentalmente tenga conciencia de lo que recibe. Pues un niño pequeño de unos tres años no puede entender qué significa. Con respecto a la edad máxima para recibir la comunión no hay leyes, es decir,  si una persona persona vivió durante toda su vida participando en otra confesión de fe (no católica o no cristiana) y se convierte aunque tenga 100 años puede hacer (y debe) su primera comunión. 





¿Cuáles son las partes de la Primera Comunión?

  1.  Entrada: Es un momento muy emotivo en la celebración, toda eucaristía tiene 3 procesiones, la de entrada, la de las ofrendas y la de comunión. En la misa de primera comunión los niños (jóvenes o adultos) serán protagonistas por tanto pueden participar y entrar junto con los celebrantes y ayudantes del altar si el párroco lo permite. La procesión comienza desde la puerta principal del templo en donde tienen que estar todos listos y ordenados, para ello sería bueno que contaran con la ayuda de monaguillos, o acólitos ( si los hay). Las procesiones en la Iglesia se organizan de la siguiente manera: 1) El incienso (opcional): El incensario encabeza la procesión de manera que el aroma va impregnando la Iglesia a la medida que avanzan. 2) Cruz Procesional: Si no hay incienso sería el primero. 3) Ciriales o Velas, dos a los lados del Cristo. 4) Los Niños o adultos que van a realizar la primera comunión en dos filas (ordenados según como estarán sentados en las bancas) 5) Los monaguillos. 6) los Acólitos (si hay) 7) El Celebrante principal. Ya tenemos acá organizada la procesión de entrada, la cual comenzará inmediatamente después de leer la Monición de entrada. 
  2. El Inicio de la Misa (o Ritos Iniciales): Que consta del acto de contrición (se puede hacer un momento de oración especial y un poco más prolongado donde se pide a Dios perdón por nuestros pecados). El canto de Gloria ( si corresponde)  Y las lecturas:
  3. La Homilía: Aunque forma parte de los ritos iniciales quisimos colocarla aparte. El sacerdote hace una explicación y comentario a las lecturas. 
  4. Oración de los Fieles o Peticiones: Normalmente son los niños quienes leen estas oraciones, se realizan inmediatamente después de la homilía (prédica o sermón)
  5. Procesión de Ofrendas: Se realiza después de la Oración Universal (oración de los fieles o peticiones), las ofrendas más importantes son el Pan y el Vino, pero también se acostumbra realizar otro tipo de ofrendas simbólicas o materiales para la parroquia (una donación o regalitos para los catequistas.
  6. Comunión: Es el momento central, en donde el niño recibe el Pan Consagrado que deja de ser pan y se convierte en Cristo. 
Guión
Primera Comunión 2013

Un padre pide a la comunidad que acepte a los niños a la mesa eucarística

Queridos hermanos de esta Comunidad Parroquial de X, un día pedimos a la Iglesia el bautismo. Estos niños han crecido y pedimos para ellos el recibir el cuerpo y la Sangre de Cristo, y ser admitidos en la mesa eucarística.

Respuesta del Catequista
La Comunidad Parroquial nos ha confiado la preparación de estos niños a la Eucaristía, hemos hecho un gran esfuerzo para que aprendan las oraciones y la doctrina fundamental, que se familiaricen con la palabra de Dios. Después de haber sido examinados por el Párroco podemos decir que éstos niños han sido admitidos para recibir el cuerpo de Cristo.




Monición de entrada (catequista)

Sean todos bienvenidos a esta fiesta. Estamos aquí acompañando a estos niños que hoy, por primera vez, participarán de la mesa de los cristianos, la mesa de la Eucaristía. Ellos se han preparado, junto con sus padres, y estamos todos aquí acompañándolos con la alegría de la fiesta, con el cariño, con la amistad. Y acompañándolos sobre todo, con nuestra oración. Estos niños, que son familiares nuestros o hijos de amigos nuestros, se merecen esta atención, esta oración nuestra. Hoy nuestra comunidad parroquial recibe alrededor de su mesa eucarística a estos niños. Queremos demostrarles a estas niñas y a estos niños nuestro afecto y nuestra alegría con un aplauso.

No dejes de Leer: ¿Qué es una monición?


Canto de entrada


1 Lectura

Lectura del Primer Libro de los Reyes (1 Re 17, 17-24)
            En aquellos días, cayó enfermo el hijo de la dueña de la casa en la que se hospedaba Elías. La enfermedad fue tan grave que el niño murió.  Entonces la mujer le dijo a Elías: “¿Qué te he hecho yo, hombre de Dios? ¿Has venido a mi casa para que recuerde yo mis pecados y se muera mi hijo?”
Elías respondió: “Dame acá tu hijo”. Lo tomó del regazo de la madre, lo subió a la habitación donde él dormía y lo acostó sobre el lecho. Luego clamó al Señor: “Señor y Dios mío, ¿Es posible que también con esta viuda que me hospedaba te hayas irritado, haciendo morir a su hijo?”
Luego se tendió tres veces sobre el niño y le suplicó al Señor, diciendo: “Devuélvele la  vida a éste niño”. El Señor escuchó a Elías y el niño volvió a la vida.
Elías tomó al niño, lo llevó abajo y se lo entregó a su madre diciendo: “Mira, tu hijo está vivo”. Entonces la mujer dijo a Elías: “Ahora sé que eres un hombre de Dios y que tus palabras vienen del Señor”. Palabra de Dios.

Salmo Responsorial (Salmo 29)

R/ Te Alabaré, Señor, Eternamente.
Te alabaré Señor, pues no dejaste que se rieran de mí mis enemigos.
Tú señor, me salvaste de la muerte y a punto de morir me reviviste.
R/ Te Alabaré, Señor, Eternamente.
Alaben a Señor los que lo aman, den gracias a su nombre
Porque su ira dura sólo un instante y su bondad dura toda la vida.
El llanto nos visita por la tarde; y en la mañana, el júbilo.
R/ Te Alabaré, Señor, Eternamente.
Escúchame, Señor  y compadécete; Señor, ven en mi ayuda.
Convertiste mi duelo en alegría, te alabaré por eso eternamente.
R/ Te Alabaré, Señor, Eternamente.






2da lectura
Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Gálatas.
Hermanos: les hago saber que el evangelio que he predicado, no proviene de los hombres, pues no lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino pro revelación de Jesucristo. Ciertamente han oído ustedes hablar de mi conducta anterior en el judaísmo, cuando yo perseguía sin piedad a la Iglesia de Dios, tratando de destruirla; Deben saber que me distinguía en el judaísmo, entre los jóvenes de mi pueblo y de mi edad, porque los superaba en el celo de las tradiciones paternas.
Pero Dios me había elegido desde el seno de mi madre, y por su gracia me llamó. Un día quiso revelarme a su Hijo, para que yo lo anunciara entre los paganos. Inmediatamente y sin solicitar ningún consejo humano y sin ir siquiera a Jerusalén para ver a los apóstoles anteriores a mí, me trasladé a Arabia y después regresé a Damasco. Al cabo de tres años fui a Jerusalén, para ver a Pedro y estuve con él quince días. No vi ningún otro de los apóstoles, excepto Santiago, el pariente del Señor.  Palabra de Dios.








Monición del Evangelio:
En el evangelio de hoy, ante el poder resucitador de la palabra de Jesús, el joven se incorpora y empieza a hablar. Como en el caso de Elías, Jesús se lo entregó a su madre. Ante la vuelta a la vida de su hijo, la mujer exclamo dirigiéndose a Elías: “¡ahora reconozco que eres un profeta!”. Parecida reacción se produjo en la multitud al contemplar la vuelta a la vida del joven: “Daban gloria a Dios diciendo: un gran profeta ha surgido entre nosotros”. Escuchemos con atención

Peticiones

·        Por el Papa, los obispos y nuestro Párroco Francisco Chacón, para que Dios les siga dando la fuerza que necesitan para anunciar el Evangelio de Jesucristo. Roguemos al Señor.
·        Por todos os que recibimos hoy el cuerpo de Jesucristo, para que llevemos a Jesús con nosotros todos los días y a todo lugar. Roguemos al Señor.
·        Por nuestros papás, amigos y familiares, para que Dios derrame su bendición también sobre cada uno de ellos. Roguemos al Señor.
·        Por nuestros catequistas, auxiliares, y coordinadores, para que Dios les multiplique todo el esfuerzo que han hecho en este año en nuestra formación. Roguemos al Señor.
·        Por nuestro país, para que nunca falte el Pan de cada día en las mesas de nuestros hogares. Roguemos al Señor.
·        Por la paz del mundo y de nuestro país, que no hayan personas asesinadas injustamente, y que a nivel mundial se acaben las guerras. Roguemos al Señor.
Ofrendas
Hoy, Señor, con estas ofrendas queremos poner en tus manos nuestro corazón y decirte que te queremos y que deseamos estar siempre contigo.
Con la Luz y las flores te mandamos nuestro deseo de iluminar y llenar de alegría nuestras casas, colegios y parroquia.
El catecismo y Rosario pretendemos que sea signo de nuestra intención de continuar aprendiendo cosas de Ti y profundizando en nuestras oraciones cristianas.
 Te ofrecemos, el pan, que quiere significar nuestro esfuerzo diario para construir un mundo más humano, más según Tú lo quieres; y este vino, queriendo mostrar con él, cómo se puede seguirte y quererte en medio de nuestros momentos de alegrías y juegos. 
Y finalmente, nos ofrecemos a los padres y madres, catequizandos  y catequistas, compromiso que para algunos continúa y para otros comienza.  Fortalece en la misión que nos ha llamado a seguir como miembros de la Iglesia

(Luz  y Flores ). (Catecismo y camándula). (Pan  y  vino) (Padres madres, catequizandos y catequistas)

        Acción de Gracias
Un niño:
Nosotros los niños damos gracias al Señor por el don que hoy nos dará de su Cuerpo y de su Sangre. Damos las gracias a nuestras familias y a toda la Comunidad Parroquial, de un modo especial a nuestros catequistas, por habernos ayudado a crecer en la fe. Hemos aprendido que hacer la comunión significa aceptar que el Señor se da a nosotros para que nosotros nos demos a los demás: por eso hoy nos comprometemos a vivir como vivió Jesús, nos comprometemos a ser sus amigos y amigos de todos nuestros hermanos, grandes y pequeños. Muchas Gracias.


Una niña:
En nombre mío y de mis compañeros, agradezco el cariño de todos ustedes y les digo que estamos muy contentos porque recibimos a Jesús por primera vez. Queremos que todos participen de nuestra alegría, porque vamos hicimos algo muy importante. También queremos pedirles que nos ayuden con su oración. Queremos ser cada día mejores, pero,  somos niños. Ayúdenos con su ejemplo a no distraernos y a ser buenos cristianos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario