viernes, 2 de noviembre de 2012

La Familia


Todos hemos escuchado que la familia es la célula fundamental de la sociedad, pero también lo es de nuestra Iglesia. El Concilio Vaticano II explica que la familia es la Iglesia Domestica, cada hogar es un templo en donde debe existir la oración, la caridad, el respeto mutuo y el amor. 
En el mundo de hoy cada día es más difícil mantener la cohesión familiar, jóvenes que trabajar, están en cursos, talleres, escuelas, padres que tienen distintos horarios de trabajos, que se ven poco, viven en la misma casa pero no conviven en un hogar.  
Hoy más que nunca es importante recuperar los espacios de compartir en familia, ver tele juntos, comer juntos, conversar aunque sea poco tiempo, donde nos preguntemos cómo estuvo el día, donde expresemos nuestras alegrías, frustraciones, nuestras felicidades e infelicidades. En fin, recuperar los espacios para el cariño mutuo y gestos de afecto que no se deben perder en la familia. 
La familia por excelencia sigue siendo la de Jesús, que, fiel a las tradiciones judías, supo caminar y abrirse a la gracia de Dios en el día a día. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario